TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente

¿Cómo puedo saber si tengo diabetes?
Por Redacción, 12-05-2017 08:23:00
©eldiariodelbebe

El Diario del Bebé.

Ser diagnosticado con prediabetes es una llamada seria de atención, pero no tiene por qué significar que sin duda tendrás diabetes. Todavía hay tiempo para cambiar las cosas. Existen una serie de hábitos y medidas que pueden evitar que la enfermedad se manifieste.

De hecho, son cada vez más los médicos y especialistas que reconocen la importancia de una detección temprana de prediabetes como la forma más efectiva de poder evitar problemas de salud más graves en un futuro.

En el caso de diabetes tipo 1, los síntomas suelen ser intensos y muy evidentes. Podemos ubicar dos grupos de señales o síntomas de este tipo de diabetes o cuando el azúcar está en alto niveles. El primer grupo incluye:

  • Sed intensa.
  • Hambre intensa.
  • Cansancio o fatiga.
  • Visión borrosa.
  • Pérdida de sensibilidad en los pies o sensación de hormigueo.
  • Pérdida involuntaria de peso.
  • Micción con mayor frecuencia.

Las otras señales son:

  • Respiración rápida y profunda.
  • Resequedad en boca y piel.
  • Enrojecimiento del rostro.
  • Olor a frutas en el aliento.
  • Náusea o vómito, incapacidad de retener líquidos.
  • Dolor estomacal.

En pacientes con diabetes tipo 1, cuyo tratamiento requiere de insulina, se puede presentar hipoglucemia o glucemia baja. Esto se presenta cuando los niveles de azúcar en la sangre se encuentran por debajo de los 70 mg/dl. Las señales de alarma son:

  • Dolor de cabeza.
  • Hambre.
  • Nerviosismo.
  • Latidos cardíacos rápidos (palpitaciones).
  • Temblores.
  • Sudoración.
  • Debilidad.

En el caso de diabetes tipo 2 la detección de los síntomas es más complicada debido a que en un principio el enfermo no presenta ningún síntoma y puede tardar años en presentarlos. Las señales de alarma son:

  • Infecciones recurrentes en vejiga, riñones y piel, que tardan en sanar más de lo normal .
  • Fatiga.
  • Sensación de hambre y aumento de sed.
  • Aumento de micción.
  • Visión borrosa.
  • Disfunción eréctil.
  • Dolor o entumecimiento de pies o manos.

Para ambos tipos de diabetes las pruebas y exámenes para su detección son nivel de glucosa en ayunas, si la lectura es superior a los 126 mg/dL en dos ocasiones se diagnostica la enfermedad; examen de hemoglobina A1c, el nivel normal es de 5.7%, prediabetes entre 5.7% y 6.4% y diabetes de 6.5% en adelante; prueba de tolerancia a la glucosa oral, el diagnóstico positivo se da cuando el nivel de glucosa supera los 200 mg/dL.

Otras pruebas que se pueden realizar son la de nivel de glucosa aleatoria (sin ayunar), en este caso el diagnóstico positivo se da con niveles mayores a 200 mg/dL ligados a algunos síntomas comunes a la enfermedad, esto se debe confirmar a través de un examen en ayunas. El examen de cetonas a través de muestra de orina o sangre también se puede utilizar cuando se trata de una glucemia superior a 240 mg/dL, cuando existe una condición clínica como neumonía, ataque cardíaco o accidente cardiovascular, cuando hay náusea y vómito durante el embarazo.

Los análisis de detección se recomiendan en niños con obesidad que presenten otros factores de riesgo, a partir de los 10 años y con una periodicidad bianual, en adultos con obesidad cuyo Índice de Masa Corporal es superior a 25 y que tengan otros factores de riesgo, adultos mayores a 45 años en periodos de tres años.

Para disminuir el riesgo de desarrollar diabetes en algún punto de tu vida hay seis pasos que pueden ser de mucha utilidad:

1. Realiza regularmente actividad física, al menos 30 minutos diarios. Esto es parte fundamental en el tratamiento de la prediabetes y la diabetes, ya que disminuye el índice de masa corporal y los niveles de glucosa.

2. Cuida tu peso. Se ha demostrado que, cuando se tiene sobrepeso, el perder entre 5% y 7% de peso, disminuye en 58% las posibilidades de sufrir diabetes .

3. Consulta al médico periódicamente. Una vista al cada tres o seis meses.

4. Aliméntate sanamente.

5. Descansa lo suficiente y duerme con regularidad. El déficit en el sueño hace que al cuerpo le sea más difícil utilizar la insulina de manera eficiente.

6. Busca apoyo. Realizar todos los puntos anteriores resulta más fácil si tienes un reforzamiento positivo y el apoyo de gente que busque el mismo objetivo.


*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en Facebook y Twitter

El diario del bebé

Tags:bebé,   embarazo,   lactancia,   ,  
ENVÍE SU COMENTARIO
El Diario del Bebé
Facebook Twitter
El Diario del Bebé
Los contenidos de esta web únicamente tienen carácter informativo; en ningún caso pretenden sustituir la opinión de un profesional de la salud.
Ante cualquier duda consulte siempre con su médico o pediatra.
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight El Diario del Bebé