TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente

Las mejores alternativas de métodos anticonceptivos después de dar a luz
Por Redacción, 27-11-2017 09:47:00

El Diario del Bebé.

En algún momento a lo largo del embarazo, sería conveniente que conversaras con tu médico acerca de qué tipo de método anticonceptivo puedes usar después de que nazca tu bebé. Quizás quieras volver a usar el método de control de la natalidad que usabas anteriormente, o tal vez consideres que algún otro método te resultará mejor. De cualquier forma, es buena idea contar con un plan para cuando reanudes tus relaciones sexuales. A continuación te proporcionamos un resumen de las alternativas disponibles.

Métodos de barrera 

Los métodos anticonceptivos de barrera impiden físicamente que los espermatozoides lleguen al óvulo. Son reversibles de inmediato y no afectan las hormonas, no interfieren en la lactancia ni tampoco tienen efectos colaterales significativos.

Condones para los hombres: El condón masculino es una delgada funda en forma de tubo elaborada con látex o poliuretano que se coloca sobre el pene en erección y que retiene el semen durante la actividad sexual. Los condones no requieren un examen físico ni colocación previa, y ofrecen buena protección contra el VIH y muchas otras infecciones de transmisión sexual. 

A diferencia de muchos otros métodos anticonceptivos, tú y tu pareja pueden usar los condones tan pronto estén preparados para reanudar la actividad sexual. Por eso, aunque tu intención no sea confiar en los condones a largo plazo, puedes utilizarlos mientras estés esperando comenzar con tu método anticonceptivo preferido. 

Condones para las mujeres: El condón femenino es una delgada bolsa de poliuretano que se inserta en la vagina antes de la relación sexual para prevenir el embarazo y proporcionar protección contra las infecciones de transmisión sexual. La bolsa tiene anillos blandos en cada extremo que la mantienen en su lugar. Los condones femeninos no requieren un examen físico ni colocación previa, y puedes usarlos en cuanto estén preparados para reanudar la actividad sexual.

Diafragma: El diafragma es un dispositivo poco profundo con forma de cúpula que se llena parcialmente con espermicida y se inserta en la vagina antes de la relación sexual. Impide que los espermatozoides penetren por el cuello del útero.

Si deseas usar un diafragma, seguramente el médico te lo pondrá en el control posparto de la sexta semana. Incluso si ya hubieras usado diafragma anteriormente necesitarás que el médico te pruebe uno, ya que el tamaño que usabas puede haber variado después del embarazo y el parto.

Capuchón y protector cervical: El capuchón cervical, FemCap, es una copa de silicona que tiene la forma de una gorra de marinero, y el protector cervical, Lea's Shield, es una copa de silicona que tiene una válvula de aire. Debes llenar parcialmente el capuchón o el protector cervical con espermicida y colocarlo en la vagina antes de la relación sexual. El dispositivo se ajusta sobre el cuello uterino y previene que los espermatozoides ingresen al útero. 

Tendrás que esperar seis semanas después del parto antes de usar el protector Lea's Shield y diez semanas antes de usar FemCap. Ambos se venden con receta médica.

Métodos hormonales 

Estos métodos de control de la natalidad utilizan hormonas sintéticas para suprimir la ovulación, hacer más espeso el moco cervical, o ambas cosas. Se comercializan solamente con receta médica y son altamente eficaces en prevenir el embarazo, aunque no ofrecen protección contra las infecciones de transmisión sexual.

Deberás esperar cuatro semanas después del parto para empezar a usar métodos que utilicen estrógeno, tales como la píldora anticonceptiva de fórmula combinada, el anillo y el parche, porque el estrógeno aumenta el riesgo de coágulos sanguíneos durante las primeras semanas después del parto. Estos métodos no se recomiendan para las mamás que están amamantando porque el estrógeno puede disminuir la cantidad y calidad de la leche materna.

La píldora: La píldora anticonceptiva de fórmula combinada, comúnmente conocida como la Píldora, es un anticonceptivo oral que contiene estrógeno y progesterona. En la mayoría de las marcas, tienes que tomar diariamente una píldora diaria a lo largo de 21 días y luego no tomas nada (o sólo una píldora "recordatoria" que no contiene hormonas) durante los siguientes siete días. 

El anillo: El anillo anticonceptivo (NuvaRing) es un anillo flexible y transparente que te colocas dentro de la vagina al comienzo del ciclo. Una vez que está adentro, el anillo libera constantemente una dosis baja de estrógeno y progestágeno. Cada 28 días debes colocarte un nuevo anillo.

El parche: El parche anticonceptivo (Ortho Evra) es delgado, cuadrado y de color beige y te lo aplicas sobre la piel como una venda adhesiva. Libera constantemente una dosis baja de estrógeno y progestágeno. Debes aplicarte un nuevo parche una vez por semana a lo largo de tres semanas consecutivas y luego prosigues sin parche por una semana antes de empezar otra vez el ciclo. 

La minipíldora: La minipíldora es un anticonceptivo oral que contiene una pequeña cantidad de progestágeno. Estas píldoras se venden en paquetes de 28 unidades y debes tomar una por día para recibir una dosis constante de la hormona. Se toman todos los días a la misma hora.

La minipíldora es una buena alternativa para las mujeres que desean usar anticonceptivos orales pero están amamantando o no pueden tomar estrógeno por alguna otra razón. Si no estás amamantando de forma exclusiva, puedes empezar a tomar la minipíldora inmediatamente después del parto. Si tu bebé únicamente se alimenta con leche materna, sería conveniente que esperes hasta que transcurran seis semanas después del parto para empezar a tomarla. Para ese entonces, la producción de leche ya debería estar bien estabilizada y además tu bebé estará más grande.

La inyección: La inyección anticonceptiva (Depo-Provera) es una inyección de progestágeno que se aplica cada tres meses. Éste método es conveniente para algunas mujeres que necesitan un método anticonceptivo altamente eficaz pero no desean (o no pueden) usar un DIU, no pueden ingerir estrógeno o tienen dificultades para acordarse de tomar las píldoras. Sin embargo, no es un buen método para las mujeres que planean empezar a intentar concebir aproximadamente en un año.

 


*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en Facebook y Twitter

El diario del bebé

Tags:bebé,   embarazo,   lactancia,   ,  
ENVÍE SU COMENTARIO
El Diario del Bebé
Facebook Twitter
El Diario del Bebé
Los contenidos de esta web únicamente tienen carácter informativo; en ningún caso pretenden sustituir la opinión de un profesional de la salud.
Ante cualquier duda consulte siempre con su médico o pediatra.
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight El Diario del Bebé