TAMAÑO DE LA LETRA 
Maximizar Fuente Minimizar Fuente

5 consejos sobre el dolor de tripita en niños
Por Redacción, 16-05-2017 07:11:00

El Diario del Bebé.

En algún momento, a todos los niños les duele la tripita. Aunque en muchos casos el malestar infantil pase solo o no tenga importancia, en otras ocasiones el dolor de estómago puede significar algo más.

1. La 'gripe estomacal' no es gripe en realidad.

La gastroenteritis, una de las causas más comunes de dolores de estómago en los niños, suele estar causada por un virus pero no el de la gripe. Suele incluir diarrea y vómitos y dura entre siete y diez días sin necesidad de asistencia médica. Hay que asegurarse de que el niño bebe muchos líquidos y examinar si hay sangre en el vómito o las caquitas. Estos son signos de que podría estar sucediendo algo más grave y sería necesario acudir al médico.

 

2. Los niños también sufren acidez.

Tendemos a pensar que la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es un problema adulto pero también es algo común en los niños. La ERGE a menudo es difícil de identificar, en especial en los más pequeños, pero el vómito suele ser con frecuencia indicador clave. De igual forma, son sospechosas las quejas de sabor agrio o amargo en la boca y el dolor en la parte media superior del abdomen.

La ERGE puede tratarse con antiácidos y, si fuera necesario, con medicamentos llamados antagonistas H2 o fármacos inhibidores de la bomba de protones (siempre bajo supervisión médica). Los cambios en la dieta pueden ayudar. Los niños con ERGE deben evitar las bebidas ácidas como refrescos, zumo de naranja, productos con base de tomate, alimentos picantes y medicamentos como el ibuprofeno que irritan el estómago.

 

3. El estreñimiento: causa común del dolor de tripa.

El estreñimiento se encuentra entre las causas más comunes de dolor abdominal en los niños. Añadir más fibra a la dieta infantil junto a más zumo de manzana (mejor sin azúcar) o zumo de ciruela puede ayudar en gran medida. Hay que examinar la existencia de sangrado rectal ya que podría ser una señal de algo más grave. Un estreñimiento crónico puede indicar enfermedad celiaca o hipotiroidismo, entre otros trastornos

 

4. Tomar ocho vasos de agua al día no es un mito.

Beber mucho líquido es importante y no sólo para mantener a los niños hidratados durante un brote de gastroenteritis. Beber líquidos suficientes ayudará a mantener el funcionamiento intestinal saludable. Al mennos la mitad de los líquidos que tome un niño deben ser agua.

Se recomienda evitar los refrescos con burbujas y otras bebidas azucaradas, incluyendo los zumos de fruta, las aguas con sabores y las bebidas de deportistas. Demasiado azúcar también puede producir dolores de estómago, sin mencionar la obesidad y los problemas de salud a largo plazo derivados de ella.

 

5. Podría ser algo más que un dolor de estómago.

La mayoría de las veces un dolor de estómago no debería causar alarma pero los padres deberían ser conscientes de cuánto dura y de otros síntomas asociados. El dolor agudo en la parte inferior derecha del abdomen es un signo de apendicitis, lo que debe tratarse de la parte inferior derecha del abdomen es un signo de apendicitis, lo que debe tratarse de inmediato.

Además, los brotes recurrentes de lo que podría parecer gastroenteritis podría ser realidad un síntoma de enfermedad intestinal inflamatoria (EII), señala Mahajan, en especial si existen antecedentes familiares de EII. El dolor de estómago crónico puede proceder también de alergias o intolerancias alimentarias.


*Si te ha resultado interesante este artículo, te animamos a seguirnos en Facebook y Twitter

El diario del bebé

ENVÍE SU COMENTARIO
El Diario del Bebé
Facebook Twitter
El Diario del Bebé
Los contenidos de esta web únicamente tienen carácter informativo; en ningún caso pretenden sustituir la opinión de un profesional de la salud.
Ante cualquier duda consulte siempre con su médico o pediatra.
Otros periódicos del Grupo Ediciones Digitales Siglo 21
Secciones
Contacto

Aviso Legal
© CopyRight El Diario del Bebé